¿Cuál es la diferencia entre crédito y préstamo?

¿Cuál es la diferencia entre crédito y préstamo?

A todos nos ocurre que muchas veces utilizamos crédito y préstamo como si fuesen palabras sinónimas. Así, una tarjeta de crédito, es una tarjeta en la que podemos sacar dinero que no tenemos y que más tarde deberíamos de reembolsar. Tanto en un crédito como en un préstamo la cosa va de pedir dinero prestado y de devolver ese dinero al cabo de un tiempo con unos intereses que pueden ser más o menos grandes.

¿Pero en qué se diferencian realmente el crédito del préstamo?

Para verlo mejor, vayamos a lo que es la definición de préstamo: Un préstamo es una operación financiera en la que un prestamista (que puede ser un particular o, generalmente, una entidad de crédito como podría ser un banco) presta a un particular o a una empresa una cantidad de dinero determinada en un plazo convenido y con unos intereses fijos. Esta cantidad debe ser reembolsada por la persona que pidió el préstamo en cuotas preestablecidas, generalmente de carácter mensual.

La definición de crédito, por el contrario, varía sensiblemente en relación a la de préstamo. En un crédito no existe una “cantidad prestada” como sí existe en el préstamo. Al contrario, la cantidad que se presta es de carácter virtual, por lo que no es una cantidad preestablecida. En consecuencia, el cliente no dispone de todo el dinero de golpe, sino que tiene la posibilidad de ir ampliando el capital que se le presta o, incluso, de ir reduciéndolo a través del pago de ese dinero.

Un ejemplo de lo que sería un crédito, a pequeña escala, lo podemos observar en el funcionamiento de una tarjeta de crédito, en la que se puede gastar más del dinero que se tiene y se puede ir devolviendo ese dinero sin necesidad de organizar con el banco emisor de la tarjeta un calendario de cuotas y sin necesidad tampoco de fijar la cantidad de esas cuotas.

Así, una póliza de crédito, es una de las herramientas de financiación más utilizadas por las empresas, frente a los particulares, que en general suelen recurrir (salvo en el caso ya mencionado de las tarjetas de crédito) al préstamo como fuente de financiación.

Los créditos son más flexibles

Otra de las diferencias fundamentales que existen entre el crédito y el préstamo, hace referencia al plazo en el que se conceden. En realidad, ambos se conceden durante un plazo determinado, pero en general los préstamos no tienen capacidad de variar el plazo mientras que en los créditos sí existe esa posibilidad, ya que son mucho más flexibles y pueden, en consecuencia, adaptarse a las necesidades del cliente, que puede solicitar ampliar o renovar ese período.

Otra diferencia entre la póliza de crédito y un préstamo, es que en general en los créditos el interés tiene la costumbre de ser bastante más elevado que en los préstamos. Esto, que en principio podría hacernos pensar que es una desventaja respecto al préstamo, no lo es del todo, ya que, en contrapartida, cuando se pide un crédito se pagan intereses únicamente por el dinero prestado.

Los préstamos tienen intereses más reducidos

Así, en el hipotético caso de que necesitemos financiación para comprar un coche y no sabemos exactamente cuánto nos va a costar, podríamos optar por un préstamo de 10.000 euros para comprarlo. Si finalmente ese coche tuviese un valor de únicamente 8.500 euros, estaríamos pagando intereses por los 10.000€ que hemos pedido prestados y no por los 8.500 que hemos utilizado realmente. Si hubiésemos financiado la compra de este coche a través de un crédito, el interés que estaríamos pagando sería probablemente mayor que en el préstamo, pero estaríamos pagándolo únicamente por los 8.500 euros que hemos utilizado efectivamente y no por los 10.000.

Siguiendo con el ejemplo del coche, en el caso de haber solicitado un préstamo, deberíamos ir reintegrando cada mes una cantidad de dinero hasta llegar a reunir la suma que resultaría de añadir a los 10.000€ iniciales, los intereses derivados de dicho préstamo.  Este préstamo podría ser devuelto en uno o varios años, durante los cuales, el comprador del coche deberá pagar religiosamente las cuotas, independientemente de que esté en una buena o en una mala situación financiera dado que no es un método de financiación flexible, como sí lo es el crédito.

¿Cómo funciona una póliza de crédito?

Si por el contrario el comprador hubiese optado por una póliza de crédito en lugar de por un préstamo, los 8.500 euros se irían devolviendo de forma más o menos flexible a lo largo del tiempo. Así, si el comprador podría funcionar normalmente con valores negativos en su cuenta. Si, por ejemplo, consiguiese un ingreso extra de 5.000€, podría reducir considerablemente la cantidad debida mientras que, en el caso contrario, por ejemplo que el comprador del coche quisiese comprar un remolque para ese coche, podría seguir tirando de esa línea de crédito y endeudarse automáticamente sin realizar ningún tipo de trámite extra, dado que el crédito se lo otorgaron por un importe de hasta 10.000 euros.

¿Qué es mejor, un préstamo o un crédito?

Qué es mejor, si un crédito o un préstamo, dependerá de muchas características. En primer lugar, podría depender de si la cantidad es alta o no, pero también de si sabemos a ciencia cierta el dinero que vamos a necesitar o, por el contrario, puede que haya variaciones importantes entre la cantidad que inicialmente estimamos o pedimos y la que realmente necesitamos.

La flexibilidad puede ser un elemento importante para decidirnos por un préstamo o por un crédito, dado que en los créditos se nos permite más flexibilidad a costa de intereses más altos. También, en otras ocasiones, necesitamos disponer del dinero al momento y en efectivo, por lo que es mucho más conveniente un préstamo que un crédito, que nos permite tener de golpe la cantidad deseada.

No obstante, en muchas otras situaciones,  la elección por uno u otro producto no depende tanto de cuál de ellos es más interesante como de si hay o no determinados productos financieros que, por nuestra propia situación económica nos estén vetados y sólo podamos recurrir a aquéllos que aún están disponibles para nosotros en el mercado.

Valora este artículo

Puntuación

¿Cuál es la diferencia entre crédito y préstamo? Puntuación media: ★★★★★ 4.5 basado en 2 revisiones
5 1

 

Resumen
¿Cuál es la diferencia entre crédito y préstamo?
Título
¿Cuál es la diferencia entre crédito y préstamo?
Descripción
Tanto en una póliza de crédito como en un préstamo la cosa va de pedir dinero prestado y de devolver ese dinero al cabo de un tiempo con unos intereses que pueden ser más o menos grandes.
Autor
Editor
Prestamos Ahora
Logotipo editor

Dejar comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.