Algunos han de utilizar el coche sí o sí, porque no hay transporte público donde viven o  porque viajan mucho, por ejemplo. Sin embargo, somos muchos los que tenemos alternativas que nos permitirían dejar de usar nuestro coche.En ese momento, es posible que nos planteemos si nos sale rentable tenerlo.

Para hacer un cálculo serio y fiable, necesitaremos hacer una comparación entre lo que gastamos en nuestro coche y lo que nos costaría desplazarnos de otra manera.

Todos los gastos vinculados a nuestro coche

A la hora de hacer el listado de gastos, no debemos olvidarnos de ninguno.

–          Precio de adquisición del coche. Repartiremos el que fue el precio del coche entre la que será su vida útil.Si lo estamos comprando a plazos, también necesitaremos añadir los intereses.

–          Coste del combustible. Este está directamente relacionado con el consumo de nuestro vehículo y el precio del combustible que utilizamos.

–          Seguro del coche. La cuota será más alta o más baja dependiendo de factores como las coberturas contratadas, el tipo de coche que tenemoso nuestra edad.

–          Impuestos. Las tasas están vinculadas a los caballos fiscales de nuestro coche y el lugar en el que vivimos.

–          ITV. No debemos olvidar que las inspecciones se harán más frecuentes cuanto más años tenga el vehículo.

–          Revisiones, reparaciones y cambios de piezas. En este caso, su cuantía va ligada alcoche que poseemosy su antigüedad.

–          Gastos de aparcamiento. Si necesitamos pagar por una plaza de garaje o hemos de aparcar en un centro urbano frecuentemente, tendremos que incorporarlos.

–          Otros gastos.Se trata de no olvidarse de ningún gasto y por eso, aquí podemos incluir, por ejemplo, los gastos de peaje o los gastos de lavado, si es que incurrimos en ellos.

La comparación final

Ahora sólo toca comparar el gasto mensual o anual total del coche con lo que nos costaría la alternativa.

En caso de que nuestro coche nos cueste2500 euros anualmente y nuestro bono de transporte, 750 euros, parece claro que deberíamos renunciar al coche, siempre y cuando el transporte público nos proporcione un servicio equivalente. Sin embargo, muchas veces la conclusión no es tan clara y el coche puede resultar más interesante.

Si tus gastos de transporte suman mucho en tu presupuesto y te ves apurado, acuérdate de empresas de crédito rápido como prestamosahora.es, que ayudan a los que tienen un problema puntual de liquidez.

Summary
¿Sale rentable tener coche?
Article Name
¿Sale rentable tener coche?
Description
Algunos han de utilizar el coche sí o sí, porque no hay transporte público donde viven o porque viajan mucho, por ejemplo.
HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com